Sustentable y confortable, la “casa container” llegó para quedarse

La preocupación por el cuidado del medioambiente y la medición de la huella ecológica impactan de lleno en la arquitectura. En los últimos años, la construcción con elementos reciclados se impone como tendencia y el uso de contenedores marítimos responde a este movimiento sustentable. Ferrocons te presenta algunos consejos para transformar estas toscas estructuras en casas confortables.

Grandes barcos Panamax surcan los mares de un lado a otro del mundo trasladando mercaderías en contenedores que, tras algunos años de uso, se transforman en desecho. Hace dos décadas, en Holanda empezaron a utilizarlos para la construcción de viviendas, locales comerciales e industriales. Esta tendencia se extendió a toda Europa, Estados Unidos, Canadá y América Latina.
Fabricados de acero corrugado o aluminio, están preparados para soportar las inclemencias del tiempo y se pueden apilar, juntar o separar para darle vida a viviendas de diseños únicos.

Las posibilidades de construcción con estos bloques son muy variadas, por eso lo ideal es buscar profesionales que realicen los planos correspondientes, calculen las estructuras y diseñen los cortes que se realizarán en las paredes del contenedor para no dañar su resistencia. La clave está en aprovechar y optimizar las cajas, generando espacios cómodos y confortables.

Ventajas

A la hora de pensar un proyecto, es una opción más económica que la tradicional. Se trata de una construcción rápida, que requiere menos mano de obra y materiales, pero con la que se puede alcanzar un alto grado de confort. Además, la mayor parte del desarrollo de la obra se realiza en seco. En algunos casos bastan 45 días para tener una vivienda terminada.
Los contenedores están preparados para los climas más extremos. Con el mantenimiento adecuado, serán estructuras que duren por muchas generaciones sin los problemas habituales de la construcción tradicional (humedades, rajaduras o filtraciones).

El interior del contenedor debe forrarse por completo. Es necesario revestir paredes, techo y suelo. Para ello, todas las alternativas de construcción en seco se adaptan a la perfección. La variedad de materiales permite jugar con el diseño y la decoración para crear estancias bellas y confortables. Para las paredes se recomiendan placas de yeso, paneles tridimensionales, madera, aglomerados; para los pisos, van a la perfección los porcelanatos, cerámicos y pisos flotantes.

Para tener en cuenta
Los contenedores más utilizados son los marítimos o frigoríficos por su estructura resistente y su aislación térmica.

Las medidas de las cajas están estandarizadas. Todas poseen 2.50 metros de ancho; entre 2.50 y 16 metros de longitud y su altura oscila entre los 2.40 y los 2.90 metros Teniendo en cuenta que el interior debe aislarse y que se pierden centímetros al hacerlo, es recomendable utilizar los contenedores con mayor altura.
Cuando se van a comprar los containers es mejor elegir los de un solo viaje. Son un poco más caros, pero suelen estar en mejor estado.
Para garantizar la durabilidad de los contenedores es fundamental evitar el óxido a través de su mantenimiento periódico.

A la hora de “encastrar” los contenedores, es necesario tener el suficiente espacio para las maniobras que debe realizar la grúa.
Una buena planimetría permitirá que las tuberías, desagües y cableados sean hechos con precisión antes de colocar los revestimientos interiores.
Cuanto menor sea la cantidad de perforaciones para tornillos que se le realicen a las paredes del contenedor más fácil será su mantenimiento. Por eso se recomienda hacer estructuras de madera encastrada tanto para los revestimientos como para las separaciones internas.

A la hora de “armar”
En el estudio del suelo hay que determinar dónde se apoyarán los contenedores: si se realizará platea, cimientos o pilotes. Es necesario prestarle mucha atención al aislamiento para que el paso de los años no estropee el material de los mismos.

Una vez que se ha establecido cuál es el lugar que ocupará cada uno de los contenedores en el diseño, se mandarán a cortar para colocar las aberturas o para unirlos y formar espacios más grandes.
Cuando las cajas no se apilan en forma lineal, a veces es necesario reforzar el acero, de modo que las estructuras se puedan superponer sin perder resistencia.
El confort interno es la clave. Para lograrlo, un buen aislamiento térmico es fundamental. Los contenedores se pueden aislar de manera interior o exterior. La mayoría de los proyectos quieren mantener la estética externa del contenedor, por ello la más elegida es la aislación interior.

A la hora de apostar por la sustentabilidad, una alternativa es completar la casa container con un techo verde.

El reciclado de basura industrial es una tendencia que ya no se puede soslayar. Vivir en estos envases de estética simple puede ser una decisión sumamente acertada. Placer, disfrute, amabilidad medioambiental y reducción de huella ecológica se unen para dar lugar a estas viviendas de diseño no tradicional con mucha identidad y personalidad.

Carolina Samamé para Ferrocons

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra