José Luis Lorenzo: “El arte transforma para bien”

Arquitecto, coleccionista, presidente de Diseñadores Asociados (DINA) y de la Asociación Amigos del Museo Caraffa. Forma parte además de la Federación Argentina de Amigos de Museos (FADAM), de la Fundación Pro Arte Córdoba, del Comité de Adquisiciones de TATE Modern y de la Fundación- arteBA.

Muestra en Fundación Patagonia de la colección Pantay diseño de Cristian Mohaded para Mantara.

José Luis Lorenzo articula universos cautivantes y, en su decir y hacer, los comparte generoso.

A cada uno de ellos les otorga un tiempo y un espacio y en su persona conviven, armónicos, desde sus espíritus constitutivos.

Arte, arquitectura y diseño. Una tríada bien lograda.

“Mi vida está totalmente transversalizada por las 3. Es una sola cosa en mi persona, las disfruto, aprendo e interacciono con las 3. Cuando viajo con gente que no es afín a alguna de estas disciplinas, intento que las incorporen. Trato de sembrar mi pequeño granito para ver si en ellos despierto mi pasión ya sea por la arquitectura, el diseño o el arte” (JLL)

Centro Botín en Santander. Obra de Renzo Piano.

La clave: los equipos

En su estudio de arquitectura Lorenzo & Asociados, en pleno centro de la ciudad (José Luis ama los centros de las ciudades “porque ahí uno toma nota de su historia, de sus edificios, de sus apogeos”) comparte conocimientos y labor con otros tres colegas entre ellos Berenice Cerda, su “mano derecha”.

Con Berenice Cerda en Capitalinas.

En el coleccionismo se apoya en su equipo de trabajo: Fernando Allievi, Gabriel Valansi, Carina Cagnolo y Blanca Freytes.
En las comisiones, en las personas que las integran.

Junto a Gabriel Valansi, Blanca Freytes, Carina Cagnolo y Fernando Allievi en la inauguración de Album 4, en Espacio Colón.

“La mirada del otro siempre ayuda, nutre, te hace repensar y te obliga a avanzar, no podes conformarte”, dispara con humildad.

 

De “Clínica de coleccionismo” a “Encuentros para amantes del arte”

Más de 50 clínicas organizadas con Fernando Allievi y Gabriel Valansi, más de 1000 oyentes y más de 11 años de trabajo basados en compartir, en acercar, en “hacer parte”. Fotografía, escultura, ética, bienales, colecciones, artistas invitados.

“Es una pata de la colección así como es Espacio Colón, como es mi casa, como son los préstamos a muestras y museos. También están las clínicas para llegar a gente que le gusta el arte. No es formar el gusto porque el arte es muy subjetivo pero el aprender a mirar sí, es común a todos; empezar a descubrir una fotografía, pensar en el encuadre, en cómo está sacada, en el momento”

Muestra en Espacio Colón. Obras de Hugo Aveta.

Espacio Colón es un departamento antiguo remodelado, ubicado en Av. Colón 76. En sus 12 salas se exhibe su colección de arte contemporáneo. Ideado y creado por José Luis y sus asesores, fue escenario de cuatro muestras y va por la quinta. “Actualmente hay una muestra de género fabulosa, curada por Karina y Fernando”.

El carácter social de las colecciones

“Creo que hay que compartir. Yo no creo en las colecciones cerradas en una casa que solo la ve el dueño y sus amigos, para mí deben ser abiertas; quizás para sublimar este acto de posesión permanente que te lleva a superar el límite de lo que podés colgar en tu casa “

“Uno es un poseedor transitorio de la obra” explica Lorenzo y expone un interesante interrogante con el cual tomó contacto años atrás en San Pablo: ¿de quién es una obra de arte? ¿del artista, de la institución o particular que la tiene o de los miles de ojos que la ven?

“Y es un poco todo, la obra es de todos o no es de nadie. Yo la puedo comprar, tener, pero también es de todos los que pueden verla. ¿De qué serviría tener la obra guardada en mi casa?. ¿Cuál sería entonces la proyección de la obra y del artista?”.

Muestra de Ernesto Neto en el MALBA.

El arte en Córdoba

“La oferta en Córdoba es fantástica, tanto en espacios como en artistas”, afirma con convicción y ejemplifica con los casos del Museo Caraffa, el Dionisi (fotografía) o el Palacio Ferreyra con sus espacios expositivos, su personal, las muestras y la accesibilidad de las entradas; las galerías de arte con destacados espacios de encuentro como cafeterías y restaurantes y artistas de tradición y contemporáneos que “nutren el arte cordobés en un camino de gran excelencia”.

Con Marina Stivel en Museo Caraffa.

La barrera entre el consumidor y el artista

“Te diría que es más una fantasía que una realidad”, explica Lorenzo apoyado en las múltiples y accesibles opciones que existen hoy para tomar contacto con el arte como “galerías o muestras, los renovados espacios culturales complementados con buenas ofertas gastronómicas, los museos con vistas a las ciudades, con bookshops, las ferias como Mercado de Arte o ArteBA”, entre otros ejemplos.

“De lo que se trata es de tener la suficiente entrega y apertura de saber que las cosas van a ser buenas y que vas a salir distinto a lo que entraste. Yo creo que el arte, al igual que muchas otras disciplinas, no solo transforma sino que transforma para bien y te nutre de un montón de cosas, nuevas iniciativas, nuevos pensamientos; enseñanzas que no te dejen igual que cuando empezaste”

Casa Cor, San Pablo.

Una obra

El Jardín de las delicias, El Bosco. Museo del Prado. Madrid. España.

“Es un triptico pintado al óleo de 2,20 x 3,90, compuesto de una tabla central y dos laterales, que se puede cerrar sobre su tabla central. Es una imagen aparentemente caótica, pero que guarda un orden en su creación, cautivante, con miles de personajes y escenas que uno no puede dejar de admirar. La verdad es una obra que me conmueve mucho”

Una ciudad

Nueva York

“Por la calidad de los museos, la calidad de las obras, de las muestras. Podés ver el arte de todo el mundo allí”

Whitney Museum, New York. Muestra de Andy Warhol.

Un referente

“En el coleccionismo sin dudas Fernando (Allievi, su cuñado y el artista de la primera obra de arte que tuvo entre sus manos, a los 30 años, regalo de su madrina) porque ha sido la persona que me abrió este camino y me ayudó a transitarlo. A esa primera obra (que era una caja) le sumé un par de obras más y ahí se despertó una pasión que, evidentemente, traía desde chico porque había coleccionado estampillas, monedas, etiquetas de cigarrillos, de todo”

Hoy, además de arte, colecciona máscaras, platería y textiles. “Tengo el gen del coleccionista adentro”, afirma.

José Luis Lorenzo.

Un arquitecto

Frank Lloyd Wright por sus obras, sus museos, sus casas, sus fábricas.

Y el Togo Díaz “desde el punto de vista arquitectónico y personal. La humildad y su sencillez siempre fueron conmovedoras”.

La suya también, José Luis Lorenzo. La suya también.

Carolina Samamé para Ferrocons

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat