¡Un aplauso para el asador! Tendencias para el espacio más amigable de la casa

El asado es nuestra marca registrada. Si hay un motivo para juntarse, relajarse y disfrutar, las brasas convocan. Ferrocons te acerca alternativas en las cuales estilo y diseño se unen a parrillas y hornos, transformando el momento del asado en una verdadera fiesta de sabor y buen gusto.

Asar es una experiencia placentera y los avances tecnológicos en los materiales, sumado a las múltiples formas y tamaños de módulos prefabricados existentes en el mercado, ofrecen variedad de soluciones para que cada casa tenga su parrillero “estrella”.

Su estilo debe ser armónico y guardar relación con el resto de la casa. Si la alternativa es posible, el mejor lugar para ubicar la parrilla es el quincho o la galería. Sin embargo, las nuevas tecnologías en hornos, parrillas y cierres tipo guillotina, permiten incorporar el asador en la cocina de la casa.

Sistemas modulares de acero inoxidable
Varias empresas proyectan sistemas modulares con diseños adaptables a los diversos estilos y espacios. En general los módulos cuentan con tres elementos: tapas-guillotinas contrapesadas, bajo parrilla e interiores de parrilla a carbón o a gas.

El principal beneficio de estos sistemas es que ocultan el sector de la parrilla (cuando no se usan) a través de sus tapas-guillotina con un sistema de contrapeso. Además, sus componentes generan aislación térmica, reduciendo el peligro de quemadura. Sumado a ello, la relación entre la campana y la tapa permite regular el tiraje de acuerdo a la apertura de esta última.

Como cada asador tiene sus preferencias, hay múltiples accesorios interiores a disposición: batea, plancha, malla provoletera y accesorios para brochettes son algunas de las alternativas.

En el quincho, en la galería o en una cocina abierta podemos tener un sector para la parrilla, un horno de barro, y un ahumador para darle a los alimentos un sabor amaderado, agradable y profundo.

Tener a disposición un brasero y un buen set de accesorios que faciliten la tarea, es lo ideal. Armarios de guardado y bajo parrillas con cerramientos de madera, acero inoxidable o chapa pintada son indispensables para mantener en orden los implementos. Las opciones de diseño son múltiples y son muy recomendables los cajones sólidos y resistentes que soportan la leña y el carbón.

Una isla o mesada con bacha y grifería de diseño completan un ambiente en el cual una superficie amplia, despojada y cómoda será el elemento fundamental para la convocatoria.

De mampostería
Si se encara un proyecto tradicional de mampostería con losa de hormigón, hay que prestarle mucha atención al tiraje para la correcta evacuación del humo. Las campanas de hierro o de acero inoxidable prefabricadas son una buena opción para resolver esta dificultad.

Existe una relación entre la boca de la parrilla y las dimensiones del tiraje. Para evitar que se embolse el humo es importante que la ventilación llegue a los cuatro vientos: el conducto de evacuación de gases tiene que tener una altura superior a la de las paredes o techos cercanos. También es necesario prestarle atención a la amplitud y la inclinación de la campana.

Para construir una parrilla tradicional, lo indicado es acudir a la ayuda de un experto que la diseñe. Pero para los amantes del “yo lo hago por mi cuenta”, en Internet existen planos disponibles con las medidas y relaciones adecuadas para hacer un asador correcto.

Para los argentinos, la invitación a pasar un buen momento tiene una frase: “¿Vamos a hacer un asado?” Así, en plural. Como si fuese condición necesaria que haya al menos dos para asar. Las nuevas tecnologías aplicadas a la parrilla y el buen gusto en el diseño son el complemento ideal para preparar el fuego y el convite. ¡Un aplauso para el asador!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat